Ventajas de tener mascotas y bebés en casa

Ventajas de tener mascotas y bebés en casa

¿Es bueno tener mascotas y bebés? ¿Afectan su salud?

Es una duda muy común entre los padres, el que convivan su bebé y su mascota(s) en la casa, se preguntan si esta situación puede ser peligrosa, alergias, enfermedades, etc. Justamente es lo que vamos a comentar de aquí en adelante.

Los animales han convivido con nosotros durante miles de años sin que haya sido una catástrofe para nosotros, aun cuando las mascotas pueden sufrir enfermedades que, en ocasiones, pueden transmitir a los humanos.

Tener mascotas y bebés que hacer en un principio

Usualmente se nos plantean dos situaciones:

  • Ya tenemos mascotas cuando llegue el bebé.
  • Ya tenemos niños y nos planteamos tener una mascota.

¿Qué hacemos en estas situaciones?

Muy sencillo, en el caso más común que son los perros y gatos, pues presentarlos. Si la mascota está bien de salud (revisada por un veterinario) es decir sin enfermedades, libre de parásitos, con todas sus vacunas y aseada, no debe existir ningún problema en ese aspecto. Claro si es un recién nacido, la mascota no debe tocar al bebé, ni este a la mascota, solo observarlo.

No deberíamos permitir que la mascota lama al niño, porque se pueden transmitir infecciones y parásitos. Aunque en sus primeros meses de vida el niño tiene defensas transmitidas por su madre y es difícil que sufra alguna infección, es preferible evitar este tipo de contacto.

Aunque si la mascota ya estaba en casa antes de la llegada del bebé, ya existen anticuerpos en el sistema inmunológico de la madre, que los transmitirá al niño, brindándole una mejor defensa.

¿Tener mascotas y bebés aumentan las probabilidades de alergias?

Cualquier persona puede sufrir alergia a los pelos de perros y/o gatos. Hoy en día se sabe que el principal componente alergénico no es el pelo en sí, es el polvillo que se encuentra en dichos pelos.

Y en cuanto a si las mascotas producen alergias al bebé, estudios científicos han demostrado que el hecho de tener un contacto temprano con las mascotas es la mejor prevención para las alergias. El sistema inmunológico en desarrollo lo tomará como algo normal del entorno y no reaccionará a ellos.

Generalmente los niños que NO han sido expuestos a la presencia de animales cuando son muy pequeños tienen más probabilidad de ser alérgicos a los perros y gatos y otros tipos de animales.

¿Mi mascota puede transmitirle enfermedades al bebé?

Como ya dijimos antes, una mascota bajo un buen control sanitario y bien cuidada no aumenta el peligro de trasmisión de enfermedades a su bebé. Aunque si bien es cierto que las mascotas pueden sufrir de parásitos, lombrices, pulgas y/o garrapatas, estas se evitan con el cuidado necesario indicado por el veterinario. Así que no debe haber preocupaciones al respecto, siempre y cuando usted mantenga sana y cuidada a su mascota.

¿Tiene beneficios para el niño convivir con una mascota?

Por supuesto que sí, después de un hermano, una mascota puede ser el mejor educador de convivencia del niño.

Además, cuidar de una mascota es una de las primeras responsabilidades serias que puede afrontar un niño y encima hacerlo por petición propia. Asimismo, y como ya explicamos antes, es bueno para mejorar el sistema inmunológico del niño.

Claro que toda interacción niño-mascota debe ser siempre supervisada por sus padres o algún adulto.

Preparar a la mascota para la llegada del bebé a casa

Existen una serie de pautas para preparar la mascota para la llegada del bebé. En el caso de los perros, casi todas las razas aceptan muy bien a los recién nacidos, debido a su instinto de protección.

Es recomendable que acostumbre a su perro, desde que es cachorro, a estar con niños y que sea cuidadoso con ellos.

Es posible que los primeros días tras el parto y la llegada a la casa, el perro o la mascota se sienta desplazada, pero debe acostumbrarse a este cambio en su vida. Introdúzcala en el círculo íntimo con cuidado, paciencia y amor, preséntele al nuevo bebé por tiempos cortos y vaya ampliando el lapso en la medida que vea la respuesta positiva de su mascota.

Si cree que su mascota se resiente por el exceso de atención al bebé, lo más probable es que no sea eso, si no que se siente abandonada. No la descuide, el reclamo que hace no es contra el bebé, es contra su familia humana que la ha dejado de lado.

Si el niño es más grande cuando la mascota llega a casa, unos 5 años promedio, esta edad puede ser difícil, pues pueden agobiar mucho a una mascota no acostumbrada. Enséñele al niño a dejarle su espacio a la mascota para que todos se lleven bien.

Elegir la mascota adecuada para un niño

Cuando nos planteamos la posibilidad de que el niño tenga una mascota, deberíamos plantearnos varios temas:

  1. Es conveniente meditar qué tipo de animal podría adaptarse sin problemas al espacio del que disponemos en casa.
  2. Hay que tomar en cuenta las diferentes etapas de crecimiento del niño. Debe tomar la decisión según el interés que tenga en que el animal sea accesible al niño cuando gatea o cuando comienza a caminar.
  3. Averigüe todo lo necesario para el cuidado adecuado de la mascota: comida, higiene, cuidados veterinarios, si es ideal para un niño, tiempo de vida, etc. Y que de acuerdo a la edad del niño este puede ir haciéndose responsable de la mascota.
  4. Si es la primera vez que el niño asume una responsabilidad así, posiblemente lo adecuado sea una mascota fácil de cuidar, pequeña y con una vida no demasiado larga. Un perro, por ejemplo, puede vivir 10-15 años o más, con facilidad, no es algo a decidir a la ligera. Meditar bien antes de hacerlo es la mejor forma de evitar el abandono de mascotas.
  5. Generalmente los perros grandes son muy tolerantes con los niños pequeños sobre todo las razas guardianas, los perros pequeños tienden a ser menos tolerantes. Recuerden un perro malo es culpa del dueño no de la raza, ni el tamaño.
  6. No escoger animales exóticos como roedores, reptiles, loros que no pueden estar cerca de un bebé recién nacido. Cuando sea más grande sabrá cómo manejar este tipo de mascotas, aunque es preferible no tener mascotas exóticas, muchas están prohibidas, además es un tema medioambiental. Su hijo no necesita nada raro, necesita un amigo.
  7. También hay que asumir que la mascota de su hijo puede terminar siendo suya, las preferencias de un niño van cambiando con el tiempo.

No decida adoptar una mascota si no está dispuesto a ser usted quien se haga cargo de ella en el futuro.

Esperamos que con esta información hayamos aclarado algunas dudas sobre las mascotas y los bebés y no exista ningún problema para tener un bebé y una mascota al mismo en su casa.

Si necesita más orientación sobre mascotas y bebés o cuál mascota le conviene en casa puede consultarnos en Agromedica Veterinaria nuestros médicos veterinarios están a la orden para responder sus inquietudes. Pueden visitarnos en:

Hospital en Escazú: Para llamar, 2289-4101. Para llegar, haz clic acá.

San Rafael de Alajuela: Para llamar, 2101-9191. Para llegar, haz clic acá.