¿Su mascota está obesa?

¿Su mascota está obesa?

Muchas personas no se dan cuenta de que su mascota está obesa y que esto es un factor de riesgo para su salud. La obesidad aumenta la probabilidad de padecer enfermedades cardíacas, problemas de huesos y articulaciones, diabetes mellitus, hipertensión, hiperlipidemia, enfermedades de la piel, así como complicaciones por cirugías o anestesias.

¿Cómo saber si su mascota esta obesa?

La obesidad es el exceso de grasa corporal en relación con la masa muscular. Muchas veces las personas no perciben bien el peso real de su mascota, a veces la cantidad de pelo puede confundir y no se dan cuenta de que su mascota tiene sobrepeso. ¿Cómo saber si su mascota está obesa?

Además de pesarla, puede saber si su mascota está obesa, palpando sus costillas:

  • Si las costillas se perciben con facilidad bajo una delgada capa de grasa y músculo, probablemente está en el peso adecuado.
  • Si las costillas se perciben con dificultad su mascota probablemente está pasada de peso.
  • Si no puede sentirle las costillas, su mascota probablemente está obesa.
  • Un gato se considera obeso cuando su peso es de alrededor de 20% por encima del peso ideal.

Si usted cree que su mascota está pasada de peso, acuda a su veterinario de inmediato.

Causas del aumento de peso de su mascota

Existen varias razones por las cuáles su mascota puede aumentar de peso, entre ellas están:

  • Comer en exceso: cuando su mascota tiene acceso ilimitado al alimento, comerá de más. Los perros no saben medir la cantidad de comida que consumen. Los gatos suelen ser un poco más medidos, pero no siempre. Los roedores son glotones por naturaleza.
  • Sobrealimentación: cuando la dosis de alimento concentrado es mayor que la que se recomienda, o el tipo de alimento es más proteico del necesario para su especie, edad y/o raza.
  • Hábitos de alimentación: por ejemplo, dar comida preparada en casa o sobras propende al sobrepeso.
  • Falta de ejercicio: una mascota que come en exceso y no hace ejercicio acumula grasa.
  • Edad: las mascotas mayores inactivas, son propensas a tener sobrepeso.
  • Esterilización: las mascotas esterilizadas son dos veces más propensas a subir de peso.
  • Trastornos metabólicos: padecimientos como disfunción de la tiroides o glándulas adrenales, pueden producir sobrepeso.

Tratamiento y manejo de la obesidad en las mascotas

La obesidad en las mascotas puede ser tratada de forma sencilla, pero requiere del compromiso de todos los miembros de la familia para ayudar a la mascota a baja de peso. A continuación, unos tips para alcanzar esta meta:

  • Eliminar la comida casera: es muy difícil regular la cantidad de proteína y grasa en el alimento casero, más aún si su mascota come sobras o sobras junto con alimento concentrado. Elimine la comida casera de su dieta.
  • Alimento bajo en calorías: en el mercado existen alimentos bajos en calorías y altos en fibra, especialmente formulados para bajar de peso. Estos alimentos tienen todos los nutrientes que su mascota necesita y son bajos en grasas. Puede consultar a nuestros médicos veterinarios cuál es el que le conviene a su mascota.
  • Dividir la porción diaria: divida la porción diaria en tres o cuatro porciones más pequeñas durante el día. Su mascota esperará menos entre comidas y estará menos ansiosa para la siguiente.
  • Su mascota fuera de la cocina: mantenga a su mascota fuera de la habitación donde se prepara la comida de la casa. El olor a comida es una tentación para ella, seguro pedirá comida y es muy probable que alguien le dé. Evite las tentaciones.
  • Comer sola: no alimentar a la mascota en dieta junto con otras mascotas. Sobre todo, si sus otras mascotas no están a dieta. Es probable que trate de comer de otros platos.
  • Ejercicio: ejercite su mascota con regularidad. Pregunte a su médico veterinario por el régimen de ejercicio que le conviene.

Manteniendo el peso

Una vez alcanzado un peso saludable hay que prevenir que los kilos de más regresen. Su veterinario sugerirá un alimento con niveles moderados de fibra, con contenidos bajos de grasa que permiten el control del peso sin sacrificar los nutrientes necesarios para su salud.

Recuerde todo programa contra la obesidad debe ser orientado y supervisado por un Médico Veterinario.

Si tiene dudas sobre el estado de salud de su mascota o quiere confirmar si su mascota está obesa, visítenos en: