Síntomas de alerta de una emergencia con tu perro

Síntomas de alerta de una emergencia con tu perro

Reconocer los síntomas de alerta de una emergencia con tu perro puede ser la diferencia para salvar su vida. Hay que recordar que las mascotas no hablan y no pueden decirnos cuando tienen problemas, por lo que es importante estar pendiente a los signos y responder adecuadamente cuando se presentan.

Cualquier súbito cambio del comportamiento de tu mascota puede ser una emergencia, indicando desde envenenamiento, alergias, problemas cardíacos y pare usted de contar. Lo más importante es aprender a conocer a tu mascota, su forma de actuar, caminar, carácter, así sabrás si hay algún cambio que debas atender.

Vamos a comentar sobre algunas situaciones más comunes, no podemos extendernos en todas las posibilidades pues son amplias. Nuestra finalidad es brindarte una orientación para que puedas reconocer los posibles signos de una emergencia con tu perro. Tomando en cuenta que hay muchas enfermedades que también pueden presentar los síntomas que vamos a mencionar. En cualquier caso, ante la duda lo mejor es acudir a tú médico veterinario y consultar.

Síntomas de alerta de una emergencia con tu perro

Disnea, sufrimiento o dificultad respiratoria

Lo primero en este caso es aprender a distinguir el jadeo normal de una afección. Los perros cuando tienen calor o están estresados aumentan su ritmo de jadeo y eso es normal. Es importante que conozcas a tu perro en sus diferentes situaciones.

Las disneas pueden producirse por parálisis de la laringe, colapso al respirar o problemas del corazón, entre otras causas. Es importante tratarlas pues pueden comprometer el sistema respiratorio, cardiaco, metabólico y nervioso.

  • Primeros signos: incremento de la respiración y ruido.
  • Signos posteriores: encías moradas, ataques e inconciencia.

Abdomen distendido

Existen varias posibles causas para que tu perro sufra de un abdomen distendido, una de las más comunes es la dilatación gástrica, seguida de la piómetra (infección del útero y/o matriz), y la ruptura de un tumor. También puede haber otras causas como traumatismos, etc.

La dilatación gástrica es cuando el estómago se retuerce y acumula gases, lo que causa una dilatación ascendente o shock cardiovascular. Es muy común en razas de perros grandes, aunque esto no quiere decir que no pueda darse en perros de razas pequeñas.

  • Signos iniciales: sacudidas bruscas, eventual vómito, descargas vaginales en casos de piometras, debilidad, incapacidad de realizar ejercicio.
  • Signos posteriores: mucha debilidad, vómito o shock.

Encías pálidas o cenicientas

Si tu perro presenta las encías pálidas o grisáceas puede deberse a la ingestión de un veneno, anemia, sangrado por un trauma o ruptura de bazo, entre otras causas.

  • Primeros signos: falta de energía o debilidad.
  • Signos posteriores: profunda debilidad e incapacidad para levantarse.

Ataques

Los ataques cuando no son tratados, son graves, aún más si son continuos. Asimismo, pueden ser fatales si van acompañados de altas temperaturas y pérdida de la función cerebral. También pueden tener varias causas que van desde un defecto de nacimiento, problemas del hígado o del cerebro, hasta problemas de azúcar, entre otros. En los perros viejos las causas más comunes suelen ser por tumor cerebral, desequilibrio en la sangre, epilepsia y a cualquier edad, envenenamiento.

  • Signos de alerta: comportamiento ansioso, gemidos, arañazos constantes, vueltas o desespero, ausencias y movimientos tónico clónicos (convulsiones, rigidez muscular, contracciones musculares.

Debilidad o colapso

El comportamiento del perro cambia y se cansa fácilmente o rehúsa hacer ejercicio. Esto puede originarse en alguna falla en su corazón, una infección o falla de alguna válvula cardíaca; un desequilibrio hormonal o diabetes.

  • Primeros signos: pérdida de energía y letargo.
  • Signos posteriores: incapacidad para hacer ejercicio, aumento de letargo y colapso.

Pronósticos

En todos los casos los pronósticos dependen de cuán rápido se lleve a la mascota a la consulta veterinaria y de la causa y extensión del daño que se haya producido en el animal. Por supuesto que una atención a tiempo siempre redundará en una posibilidad de recuperación mayor.

Así que si tienes dudas sobre una posible emergencia con tu perro lo mejor es ir a consulta lo más rápido posible. En nuestro Hospital Veterinario, Los veterinarios están entrenados para atender eficientemente las emergencias que se presenten con tu mascota. Además, en nuestra sede de Escazú atendemos emergencias veterinarias las 24 horas