Los gatos son inteligentes y pueden aprender

Los gatos son inteligentes y pueden aprender

¿Son los gatos inteligentes? Los gatos son inteligentes y tienen una gran capacidad de aprendizaje.  Aunque pareciera que no pueden aprender a realizar acciones como los perros, resulta ser todo lo contrario.

Los gatos son inteligentes y si aprenden, se les pueden enseñar muchas acciones. Lo que sucede es que, a diferencia del perro, el gato aprende solo aquello que considere importante. Si tu gato considera importante aprender a abrir una puerta, lo hará. De allí esos vídeos tan graciosos que vemos en internet, de gatos que aprenden usar manillas de puertas o abriendo gabinetes de cocina.

¿Qué puede aprender un gato?

Con la motivación adecuada, tu gato puede aprender muchas cosas.

Puede aprender a sentarse, a pedir, a caminar con correa, a saltar a través de un aro, a rodar por el suelo, a atrapar objetos quietos o en movimiento. Y como comentamos antes, incluso hay gatos que aprenden por su cuenta como abrir puertas cuando quieren entrar o salir de una habitación. O a abrir los gabinetes de la cocina dónde está escondida su comida preferida.

También aprenden rápido que “voz” usar con sus humanos cuando quieren pedir algo. Pueden aprender muy rápido como obtener atención de las personas que los rodean.

Los gatos son inteligentes y tienen memoria

Los gatos son inteligentes, más de lo que las personas creen, les gusta explorar en circunstancias que no tienen nada que ver con su supervivencia. Les gusta conocer cosas nuevas, de hecho, un gato aburrido se puede volver destructivo con tus mueves, plantas y demás.

Con respecto a la memoria de los gatos, esta es selectiva. Como dijimos antes, tienen memoria para aquello que consideran importante, como por ejemplo donde encontrar comida

Tienen una retentiva especial para los sitios y recuerdan donde viven y el camino de regreso. Pueden encontrar el hogar usando relojes biológicos internos, con aciertos y desaciertos hasta que lo logran.

Un gato siempre recordará cuál es su alimento preferido, donde está el agua y donde hacer sus necesidades. Y a la hora de las comidas reconocen su territorio y el de los demás gatos.

Asimismo, un gato sabrá qué hacer cuando se sienta cansado y recordará los lugares que más le gustan de la casa para dormir. También reconocerá el sonido de sus juguetes favoritos.

¿Cómo se le enseña a un gato?

La forma de enseñarle comportamientos a tu gato está en hacerle ver la importancia de una acción, que lo divierta, lo estimule y lo motive.

Nunca le hables en tono fuerte, porque lo asusta y lo intimida, él seguirá tus órdenes mediante refuerzos positivos y estímulos, como masajes, caricias o deliciosas recompensas. Usa frases e instrucciones cortas que tu gato pueda atender sin confundirse demasiado.

Enseñarle a tu gato sólo requiere paciencia, cariño y constancia, repetir las órdenes varias veces y premiarlo oportunamente cuando haga lo que se le pide.

En las tiendas para mascotas encuentras golosinas especiales para gatos que te pueden servir como recompensas a la hora del entrenamiento. También juguetes especiales para entretener a tu gato y ayudarlo a desarrollar esa inteligencia innata que todos los gatos tienen.

Si tienes dudas sobre el carácter y comportamiento de tu gato, o necesitas golosinas o juguetes para tu minino puedes visitarnos en Agromédica Veterinaria, dónde podremos ayudarte y asesorarte, estamos en:

 

Hospital en Escazú: Para llamar, 2289-4101. Para llegar, haz clic acá.

San Rafael de Alajuela: Para llamar, 2101-9191. Para llegar, haz clic acá.