Desparasitación Gastrointestinal

Los parásitos gastrointestinales, afectan a nuestras mascotas en cualquier etapa de sus vidas; por ello es importante que un Veterinario realice controles periódicos de las heces fecales para determinar algún tipo de infestación e indicarnos tratamiento preventivo o curativo según lo amerite el caso. El conocimiento de los agentes parasitarios intestinales de las mascotas que conviven más estrechamente con el hombre no solo es importante en medicina veterinaria sino también en salud humana, ya que varios agentes tienen la potencialidad de transmitirse de las mascotas al humano y viceversa (potencial zoonótico); una de las maneras más frecuentes es por medio de la SALIVA, bien sea, de humanos hacia mascotas cuando sucumbimos ante la tentación de darles “un trocito” de lo que estamos comiendo, o  de mascotas hacia humanos a través de su más característica manifestación de cariño… el lamido y los besos.

La desparasitación es el proceso mediante el cual al usar medicamentos sintéticos o naturales eliminamos del cuerpo organismos parásitos, entre los más comunes que podríamos encontrar en nuestras mascotas están los NEMÁTODOS (conocidos vulgarmente como gusanos redondos por la forma de su cuerpo vista en un corte transversal), CESTODOS o TREMÁTODES (caracterizados por tener forma de cinta u hoja) y los PROTOZOOS (organismos microscópicos, unicelulares). Estos parásitos son generalmente adquiridos en lugares públicos como parques, plazas de juegos y playas, así como en criaderos y refugios con condiciones higiénicas deficientes. El elevado número de perros vagabundos, la tenencia irresponsable de mascotas y la inadecuada eliminación de excretas en sitios públicos, son factores que explicarían esta situación.

Los animales jóvenes son quienes se ven más afectados por los parásitos, así como también los animales seniles (añosos), hembras gestantes o lactantes y animales inmunosuprimidos o con enfermedades crónicas; por lo cual hay que hacer más énfasis en las medidas de higiene de nuestras mascotas y su entorno realizando desparasitaciones preventivas o profilácticas, suministrando una fuente de agua limpia y fresca (evitar las aguas estancadas), controlando el ingreso de nuevas mascotas al grupo familiar, así como también manejando y desechando correctamente las heces de las mascotas.

La primera desparasitación de un cachorro debe realizarse aproximadamente a los 21 días de nacido cuando comienza el destete y la alimentación con concentrado peletizado para mascotas, debiendo repetirse cada 15-21 días hasta los 4-6 meses dependiendo del ambiente en el que se desenvuelva la mascota. Los adultos deben tratarse preventivamente contra parásitos gastrointestinales cada 4-6 meses

En el mercado actual existe un gran número de productos que se utilizan para desparasitar, tienen uno o mezclan varios componentes que los hacen específicos contra un tipo de parásito o de amplio espectro para atacar los parásitos más frecuentes. Pueden conseguirse LÍQUIDOS en forma de soluciones o suspensiones, SÓLIDOS en forma de comprimidos, grageas, cápsulas o tabletas o  TÓPICOS en forma de pipetas, su escogencia va a depender de la mascota (edad y tamaño) y la destreza de la persona quien lo va a administrar. Éste procedimiento puede realizarse en casa, o puede solicitarse al Veterinario lo realice en la consulta para su mayor tranquilidad.

María Gabriela Quevedo
Médico Veterinario
Agromédica Veterinaria C.A, S.A.