CIRUGÍAS

Cuando consideramos  a nuestras mascotas como un miembro más de la familia y queremos o debemos operarles, es importante tomar en consideración varios aspectos: cuándo?, dónde? y relación costo/beneficio?.

Las Cirugías,  podemos dividirlas o categorizarlas en 2 grupos, un grupo que contemplaría las cirugías de EMERGENCIA O NO ELECTIVAS, donde se encuentra en juego la salud y bienestar de nuestras mascotas (en ocasiones incluso su vida), y las cirugía ELECTIVAS en las cuales podemos decidir si realizarlas o no, y en qué momento realizarlas.

Específicamente hablando de cirugía electivas, las más comunes son las Orquiectomías (castración de macho), la Ovariohisterectomía (esterilización de hembra) y las masas/tumores.

CUANDO?

Las Orquiectomías y Ovariohisterectomías (castración de macho y esterilización de hembra respectivamente) se recomienda realizarlas antes de alcanzar la pubertad o la primera cópula. En machos reduce considerablemente algunos problemas de conducta como de marcaje con orina en edad adulta y las escapadas cuando en la zona esté una hembra en celo. En las hembras reduce considerablemente la aparición de tumores mamarios y los riesgos de infecciones uterinas (piómetra).

La extirpación de masas y tumores va a depender del tipo de células que la conformen la masa, su localización, tamaño, número, grado de malignidad e invasión a otros tejidos (metástasis).

DONDE?

Las cirugías, sea cual fuera su naturaleza, categoría o complejidad debe ser realizada en un QUIRÓFANO o al menos en un lugar que provea un mínimo de condiciones de asepsia y personal capacitado para actuar en caso de una emergencia. Los quirófanos establecidos para tal fin deben guardar estrictas condiciones de aseo y generalmente están provistos de tecnología para monitorear el paciente durante la intervención permitiéndole al veterinario actuar rápidamente al percibir cualquier cambio en los parámetros; así como también de un área adecuada para su recuperación.

Lindo perrito feliz porque su mamá salió bien en la cirugíaRELACIÓN COSTO / BENEFICIO?

Realizar una intervención quirúrgica SIEMPRE conlleva un gasto que en algunos casos no teníamos contemplado dentro de nuestro presupuesto familiar; pero no siempre realizarlo en el lugar más económico resulta ser lo más beneficioso.

Es preciso que antes de realizar una intervención se establezca la condición de salud de la mascota mediante la evaluación de parámetros fisiológicos para su edad, raza y condición, así como también estudios complementarios de laboratorio como hematología y perfil químico sanguíneo que nos orientan sobre el funcionamiento de órganos internos como hígado y riñones (órganos sumamente importantes ya que son los principales encargados de la metabolización y eliminación de los productos de desecho del cuerpo).Previo a una cirugía se debe tener conocimiento de la condición en la que esa mascota está entrando a quirófano, valorar los riesgos y complicaciones que con llevan y que pueden ser previstas y/o corregidas previamente al ser detectadas.

Cuando hablamos de organismos vivos, en éste caso de una mascota, nunca una será igual a la otra y deben ser tratadas como independientes,un cachorro no debe ser tratado de la misma forma que a un adulto joven o uno de edad avanzada, una mascota de casa no es igual a uno recién recatado de las calles y un individuo sano no es igual que uno enfermo. Por ejemplo, una mascota con fallo renal y/o hepático tiene disminuida su capacidad de metabolizar los anestésicos aplicados por vía parenteral (intramuscular/endovenoso), siendo la anestesia inhalatoria la opción más acertada, las mascotas con fallo cardíaco y/o respiratorio deben ser trabajadas diferente.

Se considera muy irresponsable que existan personas quienes se tomen la atribución de realizar procedimientos quirúrgicos aunque posean la destreza y hayan sido capacitados o sean totalmente autodidactas; éstos aunque ofrecen precios más económicos, generalmente no se responsabilizan por complicaciones posteriores en el caso que algo salga mal, teniendo luego que recurrir a un Centro Veterinario de emergencia para ser atendidos.

Los Médicos Veterinarios no solo son las personas quienes recibieron la formación académica para realizar procedimientos quirúrgicos sino que también tiene responsabilidad ética y moral implícita en ejercicio de la medicina y sólo en sus manos deben recaer esas funciones.

 

María Gabriela Quevedo

Médico Veterinario

Agromédica Veterinaria C.A, S.A.